Medicina estética: La importancia de la esterilización de la ropa quirúrgica

Cuando nos decidimos a someternos a una cirugía estética usualmente pensamos en muchos aspectos, la experiencia del centro de salud, el staff de profesionales involucrados, los riegos del procedimiento, cómo se verán los resultados, o los tiempos del post-operatorio, entre otros ítems. Pero nadie, o casi nadie, se detiene en un asunto que es clave y hace al correcto desempeño de las cirugías de diverso tipo: la debida esterilización de la ropa de quirófano.

Naturalmente, aquel no es un asunto del cual deba ocuparse un paciente, aunque no obstante creemos que se trata de un asunto cuyo examen puede resultar interesante. Al menos para contar con información. Como siempre ocurre en estos casos, disponer de información certera y completa es la mejor forma para disipar posibles temores que surgen ante una intervención quirúrgica.

Según cuentan especialistas de El Lucero (http://ellucero.com.ar/), un lavadero industrial que se especializa en el lavado de ropa para el sector sanitario, el método de esterilización de ropa quirúrgica más eficiente es el que emplea vapor saturado. En rigor, se trata de la referencia en este terreno, esterilizando material que tolere altas temperaturas. ¿Cuáles son sus ventajas concretas? De acuerdo al mencionado experto, se trata de un sistema que ofrece fácil control, que es rápido, de bajo costo e inocuo. Por lo demás, hay que tener en cuenta que no supone ningún tipo de riesgo de exposición tóxica del personal ni de los pacientes.

La esterilización con vapor saturado consiste en eliminar o inactivar los microorganismos que pudieran reproducirse en la ropa, y lo hace en forma irreversible. A fin de cuentas, se trata de un método sumamente seguro, tanto durante el proceso de esterilización como en etapas posteriores. O sea, es seguro tanto para los operarios del lavadero que lo ejecuta, así como para los médicos y pacientes que ingresan a un quirófano.

En este enlace (http://ellucero.com.ar/esterilizacion-ropa) se deja en claro que este proceso no tóxico posee una efectiva acción germicida, siendo el mejor camino para la esterilización de ropa que se emplea en quirófanos. Como señalábamos, se trata de un asunto que interesa a aquellos que han pensado en someterse a alguna cirugía estética, siendo que en este caso se trata de una elección por parte del paciente (en la mayoría de los casos), y no de una operación que es indicada por un médico para paliar algún tipo de enfermedad o dolencia.

A los que interesan los detalles, la esterilización con vapor saturado se realiza con temperaturas que rondan los 120 grados centígrados, lo cual produce una coagulación proteica, pérdida de material de bajo peso molecular, y ruptura de DNA y RNA. Todo esto, sin dejar residuos tóxicos en las prendas.

Cuando somos pacientes en una clínica, seguramente se sorprenderían si preguntamos cuáles son las medidas de esterilización que aplican, pues se trata de procedimientos internos que rara vez son compartidos más allá del staff profesional. Sin embargo, una parte de nuestra belleza (cuando hemos decidido “pasar por el bisturí”) dependerá de las normas que una clínica siga en este sentido. Lo decimos una vez más: contar con información es un buen camino para despejar temores.

Tratamientos capilares: prevención, diagnóstico y recuperación

Los inconvenientes ligados al cabello, ya sea por su caída o por aspectos estéticos, pueden encararse desde la prevención, el diagnóstico y el tratamiento, como sucede con cualquier problema de salud. Como sabemos, muchas cuestiones relacionadas con la belleza y la estética son al mismo tiempo temas inherentes a la salud y la calidad de vida, siendo los problemas capilares un ejemplo claro de ello. Vamos a conocer en esta nota más detalles sobre los tratamientos capilares.

Existe una amplia diversidad de tratamientos dirigidos a solucionar inconvenientes capilares, como podemos rastrear rápidamente en sitios especializados en belleza y medicina estética como probella.com.ar. Sin embargo, pocas veces se hace foco en la prevención, una medida posible para evitar el recrudecimientos de problemas y patologías capilares al tomarlas en un estado incipiente. ¿Qué acciones pueden tomarse para prevenir la caída del cabello o retrasar su llegada?

En primer término se debe saber que el objetivo es recuperar la funcionalidad de los folículos pilosos y darle nueva vida a la fibra capilar. Para ello, se emplean ampollas con efecto contrario a la caída del cabello, masajes específicos y localizados en sectores concretos en los cuales se observan mayores problemas y champús de máxima suavidad. La combinación de estas medidas permite lograr resultados óptimos en muchos casos, evitando la necesidad de posteriores tratamientos de recuperación capilar.

Otros tratamientos que apuntan a problemáticas puntuales también funcionan como una forma de prevenir la caída del cabello. Algunos de ellos son:

  • Medidas contra la grasitud excesiva: se emplean lociones nutritivas y champúes con efecto específico para cabellos grasos. Se busca eliminar la seborrea y sus efectos negativos.
  • Medidas para tratar la caspa: se persigue el restablecimiento del equilibrio necesario en el cuero cabelludo para evitar la proliferación de la caspa, además de la eliminación de las partículas de caspa existentes a través de productos específicos con ese fin.
  • Tratamientos contra la sequedad y la descamación: se busca hidratar y nutrir la raíz capilar, como así también optimizar la cutícula. Gracias a ello se puede recobrar el brillo y otros aspectos que mejoran la estética del cabello.
  • Medidas contra la picazón: además de ser molesta, la picazón puede tener origen en diversos problemas capilares. Para eliminarla, se emplean lociones específicas que además de reducir los síntomas también mejoran la salud del cuero cabelludo y la belleza del pelo.

Por otra parte, cuando las medidas preventivas no alcanzan o ya es demasiado tarde para aplicarlas, se debe realizar un diagnóstico exacto para poder encarar el tratamiento de recuperación capilar más indicado. En la actualidad se llevan a cabo estudios ópticos de avanzada, que permiten evaluar al detalle el estado del cuero cabelludo y la presencia de diversos problemas como el exceso de grasitud o la caspa.

Los especialistas aconsejan que lo ideal no es concurrir a una consulta cuando ya sacamos el peine repleto de cabellos cada vez que nos peinamos, sino hacerlo al observar los primeros síntomas. De esta manera podremos encarar tratamientos preventivos y pensar en lograr resultados beneficiosos de forma más rápida y contundente. Por ejemplo, los masajes capilares son una técnica poco invasiva y a través de la cual se pueden obtener excelentes resultados, siempre y cuando la caída del cabello no se encuentre en un estado avanzado.

¿Qué tratamientos se pueden realizar cuando ya se debe pensar en la recuperación capilar? Actualmente uno de los más interesantes y eficaces es la mesoterapia capilar, sobre el cual se puede ver más en el enlace adjunto. Sin embargo, todo dependerá del diagnóstico que realizará el profesional interviniente. Otras alternativas son los tratamientos con finasteride, los complementos con proteínas o el uso de cistina, entre otras posibilidades.