Las normas de limpieza en centros de estética

El desempeño de las labores en un centro de estética requiere, como es sabido, una serie de conocimientos específicos, entre los que deben incluirse nociones relacionadas a la limpieza e higiene. Los trabajadores de estos centros, desde el personal administrativo, pasando por enfermeros, anestesistas, esteticistas, médicos profesionales, etcétera, deben cuidar su higiene personal al máximo, y por supuesto es imprescindible que las propias instalaciones reciban un tratamiento especial.

Tal como explican desde Cleanmanagers, una empresa de limpieza que presta su servicio especializado en oficinas, escuelas y también en centros de salud, explican cuán relevante es que estas tareas sean realizadas por expertos en la materia, con el conocimiento y la capacitación debida, así como el uso de los productos de limpieza que cuenten con la aprobación de las autoridades competentes; en el caso de la Argentina, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos, y Tecnología Médica (ANMAT).

Resultado de imagen para limpieza

Retomando el caso específico de los centros de estética, la higiene es de particular importancia tanto en el personal como en las instalaciones. Ocurre que se trata de un valor que es imprescindible para la generación de confianza en los pacientes que llegan al centro en busca de un tratamiento. Pero no es sólo un aspecto deseable pour la galerie, sino que también hace al buen desempeño y la buena salud.

En estos ámbitos, una empresa de limpieza de hospitales especializada tiene la experiencia necesaria para el manejo de residuos patológicos, los cual no es un dato accesorio y es, en tanto, una variable cardinal en las labores de limpieza en el ámbito sanitario. También es clave el establecimiento de procedimientos de asepsia y demás métodos que mantienen lo que se conoce como “barrera sanitaria”, empleando guantes, tapabocas, uniformas anti-fluido, además de la adecuada limpieza de la indumentaria de trabajo.

En los centros de salud, incluyendo las clínicas estéticas, es fundamental aplicar las normas de higiene necesarias para mantener bajo control los diversos factores de riesgo que pueden afectar tanto al personal como a los pacientes, así como del medio ambiente. Existen en este terreno una serie de principios de asepsia, como los que detallamos en el epílogo de este repaso.

– Siempre mantener el estado de los elementos en grupos: lo limpio con lo limpio, lo estéril con lo estéril, lo sucio con lo sucio.

– La limpieza siempre se realiza desde arriba hacia abajo, y del centro hacia las zonas periféricas, para evitar la propagación de microorganismos.

– Otra máxima: limpiar desde lo más cerca hacia lo más lejano, y de lo más limpio a lo menos limpio.

– Hay que tener en cuenta que cualquier área que esté húmeda se considera contaminada.

– Siempre hay que tener en cuenta que las tareas de limpieza preceden a los procesos de esterilización y desinfección. 

– Siempre hay que respetar los procedimientos y frecuencias que se establecen en los programas de higiene y limpieza, en cada uno de los establecimientos.

Para finalizar, compartimos con nuestros lectores esta completa entrada que aborda las diferentes acciones relativas a la limpieza e higiene en centros de estética. Una lectura recomendada para llevar como guía en este ámbito. Agradecemos además el asesoramiento de la empresa Cleanmanagers.

Una solución estética efectiva, sin pasar por el quirófano

La medicina estética goza de una gran cantidad de adelantos, tecnologías y novedades que la vuelve más práctica, menos invasivas y más duradera que en sus comienzos. Cuando el “boom” de las cirugías, tratamientos e intervenciones como bótox, láser o estiramientos comenzaban, también empezaron a conocerse casos con complicaciones, polémicas por los productos utilizados y otras cuestiones que plantearon dudas sobre su efectividad.

Hoy día, este tipo de dudas pueden ser clarificadas con información certera sobre controles, profesionales y procedimientos aceptados según sea el caso. Fuentes como la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA), la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) y el Ministerio de Salud son fuentes al alcance de cualquier interesado, que pueden consultarse cuando se decide experimentar algún tipo de tratamiento de estética.

Es cierto que para algunos pacientes aún zanjadas algunas dudas con respecto a la idoneidad de los profesionales, persisten algunos temores frente a la cirugía, debido a la cirugía en sí. Afortunadamente hay en el mundo cada vez más soluciones pensadas para el tratamiento de la piel sin pasar por el quirófano. En efecto, solo pensar en un bisturí o en la  anestesia pone a muchas personas ante una imagen que provoca estupor y rechazo. Para este tipo de casos existen propuestas con tecnologías innovadoras y efectivas que ofrecen soluciones únicas. En esta lista se encuentra por ejemplo el láser CO2 fraccionado, un tratamiento no quirúrgico y sin dolor para tratar cuestiones relacionadas con la piel. Gracias a que el láser es un dispositivo reconocido por la mayoría de las personas, su uso es familiar y no provoca tanta desconfianza. Una luz y un poco de calor son las únicas sensaciones que acompañan su implementación.

Resultado de imagen para laser co2 fraccionado

Arrugas, manchas, lesiones, verrugas, surcos, flacidez y varios tipos de imperfecciones pueden ser tratados con este método. En líneas generales, la mejora oscila entre un 50 y un 70 por ciento, una vez aplicado. Se trata de un procedimiento corto y duradero en el tiempo, y solo requiere una anestesia local  y sencilla. Esta relativa simpleza en el procedimiento es una de las razones que lo convierten en uno de los màs elegidos y aceptados por él pùblico en general. Otro factor que influye en su elección es que se observan resultados claros a solo una semana de su aplicaciòn.

Existen en la Argentina diversos centros, laboratorios y consultorios de estètica que se dedican a este tipo de aplicaciones, como www.dravivianagarcia.com.ar con experiencia comprobada en estos temas.

Otra de las intervenciones más famosas y sin cirugías es el peeling. Se trata de un procedimiento que permite remover capas de la piel con la meta de quitar partes superficiales, para que se generen nuevas y en mejor estado. Mientras que para aumentar el nivel y el aspecto general en labios, pómulos, mentón y nariz se acude al ácido hialurónico, que tiene una gran capacidad de retener el agua en un porcentaje equivalente a miles de veces su peso. Es por ello que se emplea para hidratación de la epidermis. En este enlace en Wikipedia se puede conocer más sobre las propiedades y usos de este ácido.