Decoración emocional: las claves para convertir tu casa en una zona de relajación

Es una realidad que el lugar y la forma en el que vivimos son factores que influyen directamente sobre nuestras emociones. Es, por lo tanto, casi una obligación acondicionar el lugar que habitamos para convertirlo en nuestro rincón de armonía y tranquilidad después de un día agitado. La decoración emocional es el arte de convertir nuestra vivienda en un espacio íntimo, que ayude al crecimiento de nuestras emociones y sentimientos positivos. Veamos cuáles son las claves para transformar este tipo de ambientes en beneficio de nuestra salud emocional.

El hogar es aquel espacio en el que compartimos con la familia momentos de calma y tranquilidad, lejos del trabajo y del bullicio de la ciudad. Es nuestro rincón propio, que compartimos con los que más queremos. Por ello, se hace imprescindible decorarlo de forma tal que sea lo suficientemente confortable como para conseguir que nuestras emociones estén representadas en este espacio. La decoración emocional logra este efecto, creando espacios mucho más personales y lejos de la industrialización del diseño de interiores. La decoración emocional se aleja del minimalismo y de otros estilos decorativos en serie, preocupándose por conseguir una buena iluminación y una decoración inspiradora.

Con la decoración emocional se busca disfrutar de un ambiente lleno de aquello que permite aflorar nuestros sentimientos más agradables y positivos. Piezas artísticas, elementos decorativos y herramientas utilitarias son parte de lo que nos despierta emociones buenas. Hoy en día, la decoración no está orientada para demostrar estatus social o nivel socioeconómico; la tendencia en el diseño de interiores es conseguir un hogar que transmita buena vibra y que ayude al relax y a la recarga de energías, que nos permita crecer como seres humanos.

Para decorar nuestro hogar con esta tendencia es preciso una buena planificación orientada a mantener el orden; la distribución de los espacios debe invitar a que nos quedemos en él y no a sentir que estamos llegando a una extensión de nuestro lugar de trabajo. Los ambientes amplios y adecuadamente iluminados son factores clave para lograr este efecto. El diseño de interiores permite crear el efecto de espacios amplios aún en ambientes con área limitada; solo es cuestión de la elección adecuada de los colores y de la ubicación precisa del mobiliario. En este enlace podrás ver más info sobre alternativas de cortinas que te ayudan en la iluminación de tus ambientes.

Las piezas vintage o antiguas son muy usadas para generar el efecto de decoración emocional, ya que brindan una sensación de seguridad y pertenencia. Es importante que estas piezas decorativas estén relacionadas a momentos agradables vividos en el pasado, de lo contrario, no se estaría logrando el efecto deseado. Los materiales más usados para la decoración emocional son la madera, el lino, el algodón y, en general, todos aquellos materiales que permiten conectarnos con la naturaleza.

Utilizar elementos decorativos creados o trabajados por los propios miembros de la familia ayuda aumentar la autoestima del grupo familiar. Un cuadro pintado, un mueble restaurado, cojines confeccionados a mano, o, inclusive, un pequeño jardín trabajando por padres e hijos es lo más recomendable para decorar emocionalmente el hogar. Los colores utilizados en las paredes también son fundamentales ya que influyen directamente en nuestro estado de ánimo.

Las plantas naturales ayudan a mantener el espacio limpio y con buena oxigenación; además, el olor a lavanda tiene un efecto positivo sobre el organismo ya que disminuye los niveles de estrés y permiten conciliar rápidamente el sueño. La adecuada iluminación ayuda a calmar el ánimo, invitando al descanso. La empresa Diseño Roller nos muestra alternativas de cortinas para la iluminación ideal.

Decorar emocionalmente nuestro hogar es una gran decisión que te ayudará a conectarte con tu interior. Empieza con uno de los ambientes, puede ser tu habitación o la sala principal de la casa; poco a poco irás notando los cambios en tu estado de ánimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *